Inicio Buril Nuño: tres pies gato

Nuño: tres pies gato

3695
0

Franja Sur

Nuño: tres pies gato

René Alberto López

Aurelio Nuño, secretario de Educación y aspirante a la candidatura del PRI a la presidencia de México ya demostró que lo suyo es la represión. La macana antes del diálogo, ese es su sello: “Garrote con el cliente”, diría el ex gobernador Manuel Andrade.

La novatez de Nuño, su falta de tacto político y su desconocimiento de la realidad mexicana, está llevando al gobierno federal a extremos peligroso. Es de los que no saben que es “apretar la pasta dental” para aprovechar el último residuo cuando no hay para comprar otra.

Por eso, con la mano en la cintura ordenó echar a la calle a 3 mil 119 maestros de los estados de Guerrero, Oaxaca y Michoacán, y amenaza con aplicar la misma receta en el estado de Chiapas. La verdad, la verdad, el funcionario “perfumadito” está jugando con fuego.

Vea usted: en el estado de Chiapas la cosa está que arde. En Tuxtla Gutiérrez Policías federales y estatales se enfrentaron el sábado último con cientos de maestros de las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y con estudiantes normalistas.

La represión contra los maestros también se vivió en la Ciudad de México. En la edición de ayer domingo el diario de circulación nacional La Jornada publicó en portada una foto en la que se observa cuando la policía arremete contra un grupo de mentores que protestaba en la capital del país. El pie de foto decía:

“La madrugada de este sábado, tras sellar los accesos a la Plaza de Santo Domingo, mil 300 agentes federales y de la Ciudad de México irrumpieron en el campamento recién instalado por los maestros y con intimidación verbal, sicológica y física los obligaron a subir a autobuses que los regresaron a sus estados. No hubo negociación alguna con las autoridades, desmiente la dirigencia nacional de la CNTE a la Policía Federal”.

En la nota sobre el conflicto, dirigentes denunciaron la acción policiaca y dijeron que este gobierno es intolerante y que se niega al diálogo.    

Los profesores disidentes acusaron que el gobierno de Enrique Peña Nieto, en complicidad con el gobierno del perredista Marcelo Ebrard, regresó “a una práctica de intolerancia que no habíamos vivido en más de tres décadas”.

Los agraviados calificaron la acción de la fuerza pública “como un acto represivo e intimidatorio del gobierno federal, que incurrió en una abierta violación a nuestros derechos humanos y constitucionales de libertad de tránsito y expresión”. Advirtieron los dirigentes magisteriales que el próximo lunes interpondrán una denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Las manifestaciones de los maestros y los paros de labores son para exigir una mesa de diálogo con el gobierno federal y la abrogación de la reforma educativa. Pero la respuesta del gobierno ha sido la intolerancia y la represión brutal. Si no se frena este conflicto con inteligencia, con diálogo, este problema podría crecer como una bola de nieve.

El gobierno va mal y lo mejor para el país es que desista de buscarle tres pies al gato. Debería bajarle unas rayitas a su intolerancia. No sobra recordarles la Ley de Newton: a toda acción corresponde una reacción.