Inicio Testigo Fiel Ocurrencias en medio de la pandemia

Ocurrencias en medio de la pandemia

221
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Ocurrencias en medio de la pandemia

Cuando lo urgente en este país es buscar alternativas de solución para superar la emergencia sanitaria provocada por la pandemia, que dicho sea de paso, ya rompió la barrera de los 50 mil infectados por Covid-19, a Morena, partido en el gobierno, se le ocurre la aberrante idea de otorgar facultades al INEGI para que, sin impedimento legal de por medio, revise el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas de este país.

¿Qué pretende el dirigente de ese partido Alfonso Ramírez Cuéllar al lanzar ese tipo de buscapiés en medio de la crisis de salud que vive México en estos momentos?

Si lo que pretende es buscar un distractor para revertir el daño a la desgastada imagen del que despacha en Palacio Nacional creo que se equivocó. La andanada de críticas a esta iniciativa no sólo vino inmediatamente de los sectores económicos, políticos y sociales, sino incluso de sus mismos correligionarios.

Ayer en sus mañaneras el mismísimo, Andrés Manuel López Obrador descalificó la propuesta de su partido pues se tiene que mantener en privado el patrimonio de todos los mexicanos. En todo caso, quienes sí están obligados por ley en dar a conocer sus bienes son los servidores públicos.

Si lo que Morena quiere es que quienes tienen grandes fortunas paguen más impuestos, entonces no hay ninguna necesidad que instituciones como el INEGI ande hurgando en los hogares.

Para eso existe la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para ir tras aquellas personas que han formado emporios con el tráfico de influencias o mediante un cargo público.

Si no han podido obligar a que empresas como las de Ricardo Salinas Pliego, cercanísimo al régimen de AMLO, se pongan al corriente en el pago de sus impuestos, cómo pretenden hacer que quienes poseen fortunas contribuyan con más recursos al fisco.

La propuesta del líder morenista  para buscar la riqueza inobservada de la población no ha sido su primera ocurrencia, cómo legislador quiso el año pasado federalizar el pago de la tenencia vehicular para homologar su cobro y que en todo el país lo hiciera el gobierno federal.

También pretendió aumentar de manera progresiva el cobro del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios a bebidas azucaradas, comida chatarra, bebidas alcohólicas y cigarros. Estos de la cuatroté andan de mal en peor.