Inicio Hoja de apuntes Opacan sus padrinos a Liliana y Octavio

Opacan sus padrinos a Liliana y Octavio

118
0

Hoja de Apuntes  

Ignacio Almeida

Opacan sus padrinos a Liliana y Octavio

Mientras Gerardo Gaudiano sostenía una reunión con ingenieros civiles para asegurarles que las obras municipales serán para constructoras locales e involucrarlos en el desarrollo de Centro, Manlio Fabio Beltrones y Andrés Manuel López Obrador asumieron el protagonismo.

Por lo tanto, Liliana Madrigal y Octavio Romero se perdían en el día 15 de campañas entre sus padrinazgos.

El presidente nacional del PRI, que vino de pisa y corre, como para cubrir un requisito, enfocó sus baterías contra López Obrador.

Lo llamó un político obsesionado, superficial y locuaz, distinto a otros políticos tabasqueños inteligentes y brillantes como Tomás Garrido, Carlos A. Madrazo o Enrique González Pedrero.

Esas declaraciones las hizo en un noticiero matutino, donde se dio un intercambio curioso, que mostró la agilidad mental de Beltrones para exhibir al de Tepetitán.

Al señalar que AMLO se dedica a estar inventando a ver a quién sube a su famosa tarabilla de la mafia del poder, le lanzó a su entrevistador la pregunta-afirmación que a él también ya le había tocado ser incluido, a lo cual le respondió que sí.

El intercambio fue en alusión a las duras descalificaciones que lanzó López Obrador la semana pasada contra el único medio que desde su fuga a la oposición le abrió los micrófonos sin cortapisas.

Pero ahí no paró. Luego de reunirse en privado con la militancia priista, Beltrones llamó mitómano al tabasqueño y le recordó que cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal y Octavio Romero Oropeza su oficial mayor, mandó a resguardar 12 años la información sobre el costo de los segundos pisos.

¿Y Liliana Magaña, tal como la llamó Beltrones? Pues sin brillar por sí misma porque los padrinos que impulsaron su candidatura para deshacerse de Evaristo Hernández y taparle el paso a Rosalinda López, son los que quieren lucirse.

Desde luego Obrador no se quedó callado. Le respondió al priista con su trillada frase de: me pueden llamar peje, pero no soy lagarto, que va a contrapelo de cómo ha obtenido dinero para pagarse sus viajes por todo el país desde enero de 2007 -10 años, a excepción de los seis meses de campaña presidencial en 2012-.

Aclaró que en internet está la documentación sobre los segundos pisos y los contratos aunque el año pasado, un subsecretario de la SCT federal afirmó que nadie sabía el costo del segundo piso en la Ciudad de México, pues sigue reservado desde que lo ordenó Obrador- y llamó a Beltrones, una vez más, integrante de la «mafia del poder».

Y por si eso no fuera suficiente, en vez de que su candidato Octavio Romero ocupe los espacios en medios de comunicación para posicionar sus propuestas y darse a conocer ¿quién cree que es el que lo hace? Pues López Obrador.

Ese que dice a toda hora en spots de radio y televisión nacional que lo quieren borrar, olvidó su ‘aversión’ a las televisoras y les concedió el honor de entrevistarlo.

Pese a ser conocido hasta la saciedad, en realidad aprovecha la elección extraordinaria en Centro enfocado en su próxima campaña presidencial.

¿Y Octavio? Tras bambalinas en los sets de televisión echándole porras, porque si él apareciera a cuadro, el raiting se desploma más que con su jefe político.

Por eso Gerardo Gaudiano les ha tomado amplia delantera.

El ciudadano observa que de ganar, gobernará Centro sin pensar en dejar tirado al municipio en dos años; mientras con Liliana y Octavio, es claro que son otros quienes gobernarán a través de ellos con la mira puesta en 2018.

HOJAS SUELTAS

Por cierto que a ras de campaña, en la de Morena han surgido los roces constantes con la gente que llevó Evaristo Hernández, al grado de que se pelean la colocación de los templetes en lugares identificados como seguidores de uno o de otro. Además, cuando López Obrador no está aquí, al ex priista lo ningunean entre Adán López Hernández y el mismo Octavio Romero. Por eso Evaristo solo saca a su gente cuando viene Obrador para tratar de vestir las reuniones y el resto de la semana esa estrategia es mínima.+++Hasta el momento no existen informes oficiales para esclarecer el asesinato del empresario Moisés Dagdug Lutzow, un caso que se espera sea conducido con la seriedad que amerita. Mientras tanto, la policía da una de cal por otras de arena. El pasado lunes atrapó a unos ladrones de cuentahabientes bancarios, pero ayer se concretó un asalto a una tienda comercial. Mientras, desde el Congreso del Estado hay voces que piden sea solicitada la presencia de la Gendarmería Nacional en la entidad y comparezca el titular de Seguridad Pública, Sergio Martínez Luis.+++Y ante las continuas protestas por la Ley del ISSET, también quieren que el director del instituto, Agapito Domínguez, acuda ante los diputados.