Inicio Testigo Fiel Palomita para Osorio Chong

Palomita para Osorio Chong

169
0

Testigo fiel 
Palomita para Osorio Chong 
Por: Jesús Torres

No podía pasar por alto el rescate de una maestra que permanecía secuestrada y de la cual nos enteramos por la mamá cuando se arrodilló ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong para pedirle su ayuda apenas hace un par de días cuando el funcionario se encontraba en Hidalgo.

Llama la atención porque si algo ha prevalecido en este país son los altos índices de secuestro, como ocurre en Tabasco, aunque las autoridades locales repitan una y otra vez que van a la baja. Pero no es eso lo que quiero resaltar en este momento, sino el logro de haber salvado de la muerte a una persona, pues en la mayoría de los casos los desenlaces suelen ser fatales.

Tampoco se trata de aplaudir la intervención del secretario de Gobernación, porque esa es su chamba, de hecho así deberían resolverse las cosas, con prontitud, sería lo deseable, y por supuesto garantizar la seguridad y tranquilidad a todos los que vivimos en este país.

Lo que sí creo es que se tienen que destacar acciones de este tipo porque nos hacen ver una luz al final del camino y que cuando se quiere se pueden hacer bien las cosas.

No es porque la madre de la secuestrada se haya ido a arrodillar ante Osorio Chong, como se difundió a través de las redes sociales y la televisión, sino porque ya se venía realizando un trabajo de investigación tras el secuestro ocurrido desde el viernes pasado en Pachuca, Hidalgo.

Ya vimos que la coordinación entre autoridades federales y locales es básica para resolver estos y muchos otros casos no sólo de plagios sino extorsiones y amenazas que ponen en peligro nuestras vidas. Ahí está la clave.

No creo tampoco que se haya tratado de un montaje, por si alguien llegara a pensarlo, para catapultar al funcionario a quien se le menciona encabeza las encuestas para la presidencia de la República en el 2018. Nada de eso.

El país se encuentra en una situación de vulnerabilidad ante la delincuencia organizada al grado de trastocar la tranquilidad en nuestros hogares, de provocar la pérdida de seres queridos, y de vivir en la zozobra.

La batalla no está ganada a este flagelo pero ya hemos visto que sí se le puede combatir cuando se quiere y que mejor ejemplo que el caso que aquí se menciona.

Esta columna también la puede leer en el periódico, Ahora Tabasco, o bien en www.facebook.com/jesustorresnoticias; en el portal de noticias www.jesustorrresnoticias.com y a través de las cuentas de Twitter, @Jesus_ManuelT y @jesustorresnoticias