Inicio Sin Remitente Pancho Peralta: honestidad que se forja con el ejemplo

Pancho Peralta: honestidad que se forja con el ejemplo

139
0

Shishito
Francisco Gómez Hernández
shishito_50@hotmail.com

Pancho Peralta: honestidad que se forja con el ejemplo

Como decía Max Weber, nada se puede solucionar en la política con la simple pasión, ya que se puede hacer la política con el corazón, con sentimientos, incluso con la más noble pasión, pero el político debe hacer la actividad política, con la cabeza, es decir con la razón. El político debe de tener: lo primero, sentido del deber, en toda su actuación y si ha de ser fiel a su verdadera vocación, tiene que tener no sólo pasión y sentido de la responsabilidad sino también mesura, que es la cualidad que le puede dar, sentido común.

En medio de la vorágine electoral que se está viviendo en Centro, cuyos comicios extraordinarios para la presidencia municipal se realizarán el domingo 13 de marzo, comienza a emerger un nuevo rostro para la ciudad capital Villahermosa, y también para sus colonias, muchas de las cuáles han estado olvidadas por muchos años de la mano de Dios, pero que ahora han empezado a revitalizarse con la gestión del actual Concejo municipal.

Esto es apropiado en las actuales circunstancias que vive el pueblo, que más allá de la contienda política nada entiende mejor que el esfuerzo de ganarse diariamente el pan para vivir, o que lidiar con los servicios públicos que escasean, por eso el compromiso desde la toma de protesta de Francisco Peralta Burelo fue de encabezar una gestión honesta, donde los servicios no se paralicen, pero también establecer una convivencia sana y democrática.

De regreso a Weber, decía el sociólogo alemán que quien habla con mucha gente mucha influencia posee; lo mismo el periodista verdadero –al que define como otro tipo de político- necesita talento para definir su opinión y emitir juicios de valor sobre hechos recientes. Pancho Peralta ha hecho un stand by a su pasión por las letras, y hoy que la circunstancia política lo colocó al frente de la comuna, lo hace con entrega, pasión y de tiempo completo con el mejor de los ánimos.

Son comunes hoy en el Ayuntamiento –bajo la figura de Concejal- que se atienda y se escucha a la ciudadanía. Más de catorce audiencias en lo que va del año, con respuestas concretas a diversas peticiones encuentran los ciudadanos de villas, rancherías, colonias y fraccionamientos, con la atención inmediata del concejal presidente. Ahí realiza una buena labor, la directora de Atención Ciudadana, Graciela Bravata, ordenando las solicitudes de acuerdo al rubro para canalizarlas con prontitud a la atención de direcciones y coordinaciones.

Recientemente ocurrió un encuentro que los propios comerciantes consideraron histórico, el concejal presidente, se reunió en el Parque Juárez con los líderes de Uniones de Vendedores Semifijos y Ambulantes del Centro Histórico y los directivos del comercio establecido representados por la Cámara Nacional de Comercio, con quienes abordó la paulatina reubicación de comerciantes informales, según se concreten espacios dónde colocarlos.

«Me da mucho gusto que haya coincidencias entre los empresarios formales y los informales, ya que tanto unos como otros tienen intereses para hacer productivas sus inversiones y trabajo, y tenemos que aprender a convivir con ambos; qué bueno también que vayan habiendo arreglos para poner en orden la actividad comercial y por nuestra parte vamos a apoyarles a los ambulantes y semifijos para que no se queden en la calle», expresó el munícipe.

 

Parece mentira o por lo menos un asunto para Ripley pero la actividad política está tan devaluada en estos días, y la ciudadanía desconfía tanto de los políticos, que ya es común escuchar comentarios sobre que para mala suerte de los habitantes de Centro, Francisco Peralta solo estará cinco meses al frente del municipio, hasta que los órganos electorales ratifiquen los resultados y quede todo listo para el próximo gobernante electo. Después Pancho Peralta deberá continuar con sus actividades, como hombre político, pero ejerciendo desde la pasión de las letras y del periodismo.