Inicio Local Pedirán PRI, PVEM y PES anulación de comicios en Centro

Pedirán PRI, PVEM y PES anulación de comicios en Centro

22
0

Evaristo Hernández Cruz, candidato del PRI  a la alcaldía de Centro, Tabasco, informó que demandará ante los órganos jurisdiccionales, de manera conjunta con Rosalinda López Hernández, del PVEM, y Rogers Arias, del PES, la anulación de la elección en esa localidad, debido al “cochinero” que se observó durante la jornada comicial del pasado domingo 7 de junio.

Desde su casa de campaña, en conferencia de prensa dijo que el gobernador Arturo Núñez Jiménez operó “el robo electoral más grande que se haya dado en la historia de Tabasco”, a favor de Gerardo Gaudiano, su adversario del PRD.

Entre otras irregularidades, mencionó la coacción del voto protagonizada por funcionarios del gobierno estatal, la colocación de retenes ilegales en colonias de Villahermosa, capital del estado; inasistencia de funcionarios capacitados por los órganos electorales en el 50 por ciento de las casillas y expulsión de sus representantes de casilla sin justificación.

Destacó, asimismo, que de un total de 792 paquetes electorales solo llegaron 773 a la sede del IEPCT, de los cuales una gran cantidad estaban abiertos, sin sellos y 66 solamente contenían las cajas vacías, sin la papeleria correspondiente.

Señaló que 50 por ciento de la paquetería electoral llegó sin acta externa, 28 actas son ilegibles y el 33 por siento de las casillas no se integraron con los cinco funcionarios que la ley exige, además de que se rebasaron los topes de campaña “de manera grosera”.

“Un fraude tan grande como este no se puede dejar a un lado. Es penoso y vergonzoso que un hombre que ha recorrido el mundo dando lecciones de democracia, con dinero del pueblo cometa un acto de esta naturaleza”, manifestó Hernández Cruz, al referirse al gobernador Arturo Núñez.

Consideró que Núñez ha sido buen legislador, pero el peor gobernador de Tabasco, que no supo ni siquiera operar el fraude pues dejó evidencias por todas partes.

Criticó a los policías que se prestaron para la compra de credenciales de elector, en las secciones donde el PRI tenía mayor presencia, porque gana mil 200 pesos y han sido mal tratados por la actual administración. “Son policías mal pagados que prefieren no defender a la gente, aunque vean que están matando a alguien”. Precisó. Con información de Eugenio Hernández Sasso