Inicio Testigo Fiel Pleito de perros en Morena

Pleito de perros en Morena

253
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Pleito de perros en Morena

La disputa por la dirigencia nacional del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), escala a niveles insospechados, al grado que ya se habla de acortar el mandato al inquilino de Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador.

La advertencia vino del mismísimo aspirante y diputado federal morenista, Porfirio Muñoz Ledo, un tribuno curtido en las lides de la política nacional de este país al destacar que si  su homólogo Mario Delgado, gana la elección interna, el Canciller Marcelo Ebrard se convertirá de facto en el Presidente de la República.

Muñoz Ledo participó en una reunión virtual con militantes morenistas, que residen en los estados de Puebla y Morelos, ahí acusó a Delgado y al Secretario de Relaciones Exteriores de una intentona por acortar el periodo del tabasqueño si se quedan con el mando del partido.

“¿Qué pasaría si ellos ganan? Pues ya va a ser presidente Marcelo, pues ya va a estar pelas, políticamente el Presidente, me entienden, le van a hacer un sexenio corto, de tres años”, alertó el legislador.

En la víspera, Alejandro Rojas Durán, otro de los contendientes, -quien por cierto propuso nombrar a  ‘Tabasco de López Obrador’, en su visita al estado el pasado 11 de septiembre -, declinó en sus aspiraciones para dirigir al partido luego de acusar un ‘circo mercantil y propagandístico’ durante el proceso de renovación de Morena.

Pero además, Rojas Durán, quien es suplente del senador, Ricardo Monreal, puso al descubierto que la contienda interna está viciada de origen, no tiene el más mínimo rigor de que sea justa, equitativa y por tanto democrática. En otras palabras, todo apunta a que será un proceso fraudulento.

La elección del próximo presidente del partido en el poder se definirá mediante una encuesta que se levantará entre el 2 y 8 de octubre, aunque ya es sabido por todos que el candidato de la línea es el diputado federal morenista, Mario Delgado.

Una encuesta, que a decir de Muñoz Ledo, favorece el dinero y a los contendientes que tienen más recursos, no a la democracia.

De ese tamaño la pugna interna en el partido que empuja la cuarta transformación de este país. Vamos bien, decían.