Inicio Local Política en el V Informe de ANJ

Política en el V Informe de ANJ

77
0

Gina Trujillo, diputada federal del PRI, fue la primera aspirante a la gubernatura de Tabasco que llegó a la sede del V informe de Arturo Núñez Jiménez, la nave 3 del parque Tabasco.  Después arribarían el diputado local José Antonio de la Vega Asmitia y el alcalde del municipio de Centro,  Gerardo Gaudiano Rovirosa, ambos del PRD, partido gobernante. Adán Augusto López Hernández, virtual candidato por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, no asistió. Fernando Mayans llegó a li último.

 

Tanto Gina Trujillo,  hija de Mario Trujillo García —gobernador de Tabasco 1971-1976—, el senador Humberto Mayans Canabal , el delegado nacional del PRI, Jorge Salomón Azar García, y el presidente estatal de ese partido, Gustavo de la Torre Zurita, así como los presidentes municipales priístas de Tabasco, encabezaron a militantes de ese partido que asistieron al evento, en franco repudio a la convocatoria de diputados locales que invitaron a los priístas a no asistir al informe de quien, hace cinco años,  les arrebató el poder como candidato del PRD.

 

El acto de civilidad política, de respeto, tuvo matices que muestran cómo algunos activos políticos están dispuestos a practicar unidad y cordialidad entre uno y otro partido en la lucha por el poder hacia el 2018. Así, se vio al delegado priísta abrazar con gran afecto a Gerardo Gaudiano mientras su paisano, el gobernador de Campeche, Alejandro Cárdenas Moreno —uno de los siete mandatarios que acompañaron al próximo presidente de la Conago en su V informe— no sólo abrazó al alcalde, que encabeza las aspiraciones a la gubernatura en el PRD, sino que dialogó por varios minutos con él y le aconsejó.

 

Claro que,  antes,  el mandatario priísta campechano había saludado y abrazado con cariño partidista a la casi segura candidata del PRI a la gubernatura y le deseó éxito.

 “No olvides buscarlo” le dijo,  desde su lugar en primera fila, al centro del auditorio, al perredista Gerardo Gaudiano, colocado detrás de él y el gobernador de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, en la segunda fila donde fueron ubicados parte de los presidentes municipales asistentes.

 

En esa fila dos estaba el actualmente defenestrado Cuco Rovirosa, junto a las alcaldesas de Centla, Zapata y Jonuta, también en la picota política. Otro grupo de ediles estaba en la tercera fila, que encabezaba  la ex rectora de la UJAT, Candita Victoria Gil Jiménez, directora general del Conalep.

 

En la cuarta fila estaban los dirigentes estatales de los partidos políticos. De izquierda a derecha, en las fotos que por decenas se les tomaron, aparecía la ex diputada federal aspirante a la gubernatura por el PRI, Ady García; el enviado nacional de Nueva Alianza; y los líderes del PRI, Partido Encuentro Social, PAN y el recién estrenado Darvin González Ballina, del PRD.

 

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Pepe Toño, encabezaba  la quinta fila, donde se ubicaron los diputados perredistas locales. En la sexta, donde faltaron los diputados priístas y morenistas, estaba Federico Madrazo, que al tomarse como legislador en vez de dirigente partidista fue arrojado hasta ese lugar.

 

En la séptima fila, la mejor en los teatros, donde se aprecia mejor el espectáculo, estaban empresarios encabezados por David Gustavo Gutiérrez Ruiz y Arcadio León.

En el sector de la izquierda, a la derecha del gobernador Núñez, estuvieron en primera fila los ex gobernadores Enrique González Pedrero, Manuel Gurría Ordóñez, Víctor Manuel Barceló y Enrique Priego. Estaban ahí Gina Trujillo, Humberto Mayans Canabal y su hermano Fernando, el tercer aspirante en el PRD, el que se dice es el tercero en discordia y por ello el escogido.

 

En esa área, después de la séptima fila, fueron ubicados los periodistas, de los cuales el maestro de ceremonia sólo distinguió nombrando a  Saúl Pérez Galicia.

 

Antes del evento de Núñez gran parte de la clase política se reunió en el hotel Crown Plaza. Allí se estrenó como delegado federal  de Liconsa, Luis Rodrigo Marín Figueroa. 

 

Al desayuno no asistió Hernán Barrueta, que llegó al informe con bastón y dijo estar enfermo. Entre los representantes federales ahí reunidos desayunó Ady García, que es hábil para actuar en política.

(Por: Erwin Macario).