Inicio Buril Política hipócrita en prensa del gobierno de Tabasco

Política hipócrita en prensa del gobierno de Tabasco

116
0

Franja Sur 
Política hipócrita en prensa del gobierno de Tabasco

René Alberto López

E-mail: ralopez22@hotmail.com

Apenas en el informe del director de Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET), Agapito Domínguez Lacroix, se pudo apreciar de nuevo el desprecio hacia la prensa crítica, que no oculta el gobierno de Tabasco.

Por instrucciones de las oficinas de comunicación del gobernador, no se le permitió el acceso a las cámaras ni a los reporteros de Televisión Azteca, una contradicción del tamaño del mundo, pues se estaba dando un informe, pero le cerraron el paso a un medio informativo.

La culpa, desde luego, no es de la titular de la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno tabasqueño, no, claro, ella es una simple empleada, que recibe órdenes del habitante de la Quinta Grijalva, así que el odio, el rencor, el resentimiento añejo contra los medios que lo critican es únicamente del “demócrata” mandatario estatal Arturo Núñez Jiménez.

Como todo Tabasco sabe, los noticiarios de TV Azteca han realizado denuncias puntuales sobre el opaco gobierno de Tabasco, sobre todo de las mediocres acciones de la secretaría de Salud, área donde su titular, Juan Filigrana Castro, ha cometido los peores desatinos en la administración del apodado “cambio verdadero”.

Baste el ejemplo para saber que las oficinas de prensa del gobierno, como nunca, han emprendido un ambiente hostil, canallesco, en contra de aquellos comunicadores que no se someten a sus caprichos, que no son sumisos al poder.

El gobierno de Arturo Núñez Jiménez está dando, pues, cátedra sobre el control de la prensa de la entidad a través de los contratos publicitarios, así como finas lecciones de encabezar un auténtico gobierno autoritario.

Nada se mueve en las publicaciones locales en contra de la administración, y pobre de aquel que intente salirse del redil, de inmediato recibe la llamada desde las oficinas de prensa, para advertirle de la molestia del mandatario estatal.

Pero, claro, en el discurso, así como en sus planes de trabajo del gobierno de Tabasco, en materia de Comunicación Social, menudea la farsa, esto es, se plantearon acciones que no sólo nunca llevaron a cabo, sino que hicieron todo lo contrario.

Aquí las lindezas del “Plan de Trabajo” de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado, que filtraron a la redacción de Papiro.

Este proyecto de acciones de comunicación social fue presentado y aprobado por el gobernador desde el inicio de esta administración, y en el rubro que ellos califican como “Antecedentes” se lee lo siguiente:

“Como candidato opositor Arturo Núñez Jiménez triunfó impulsado por la gente; su victoria es genuinamente ciudadana, lo que significa que el próximo gobernador de Tabasco puede establecer una política transparente con los medios de comunicación, sin ataduras ni chantajes, y responder así a la demanda ciudadana que no se dejó manipular por la mayoría de los medios de comunicación que buscaron denostar el proyecto del candidato de las izquierdas y a él mismo”.

Como se aprecia, en el texto oficial, aflora el desprecio a la prensa, desde entonces, donde acusa a los medios del estado de “manipuladores” y de “denostar” el proyecto del gobernador. Se refieren a esa misma prensa que ahora tienen en nómina.

En la parte que ellos pomposamente llaman “Misión”, se propusieron: “establecer una relación institucional y transparente con los medios de comunicación privados e informar oportunamente a la ciudadanía de las acciones del Gobierno del Estado”.

Precisamente lo que ha hecho esta administración a través de sus oficinas de prensa es “no informar oportunamente”, y, sus comunicados, llegan a las redacciones casi a la media noche, además, cuando ocurren temas relevantes, la reacción oficial la han dado, incluso, hasta el día siguiente cuando vivimos en la era de las redes sociales.

Entre los “Objetivos Generales” vea el lector las siguientes joyas: “

«Establecer una relación de respeto con los medios de comunicación locales y nacionales, cimentada bajo los principios que rigen la libertad de expresión y la transparencia gubernamental”. Y, “ofrecer con prontitud la información solicitada por los medios de comunicación”.

Tremenda farsa, pues no son pocos los periodistas que han tratado de entrevistar a secretarios de la administración estatal y las oficinas de prensa del gobierno de Tabasco les niega el encuentro.

Además, están frescos dos casos: el bloqueo en el hospital Rovirosa de Villahermosa a los reporteros de “Punto de Partida”, programa de televisión que conduce en Televisa Denise Maerker, cuando intentaron obtener información de las carencias en ese nosocomio, y la grosera acción a reporteros de Tv Azteca, que no los dejaron ingresar al informe del ISSET, cuando estaban formalmente invitados por esa dependencia.