Inicio Buril Presionar a Beltrones

Presionar a Beltrones

119
0

Franja Sur

Presionar a Beltrones

› René Alberto López

La iniciativa de Manlio Fabio Beltrones Rivera es la de articular a su partido con miras a las elecciones del próximo año y, de ahí, consolidarlo rumbo al 2018.

Un hombre con los años de trasegar en los más altos niveles de la política como el sonorense, cayó como anillo al dedo a ese partido en momentos que el régimen de Enrique Peña Nieto atraviesa por una etapa de las más críticas.

En el discurso ha dicho que el partido enfocará sus energías para respaldar al habitante de Los Pinos, pero, por supuesto, sin desatender tareas naturales del Comité Ejecutivo Nacional, y, lo que ocurre en los estados.

Sin embargo, la militancia en algunas regiones del país está aprovechando esta coyuntura con el propósito de mandar mensajes al nuevo comité nacional, desde posturas que abonan a la unidad, hasta aquellas que llevan a provocar la pugna interna.

Un caso concreto es Tabasco, por ejemplo, casi al mismo tiempo se dieron en la capital tabasqueña dos especies: Evaristo Hernández Cruz y Jesús Alí de la Torres, acérrimos adversarios, sorprendieron al sentarse a desayunar en un lugar público de Villahermosa. Sin dudas, un mensaje de unidad.

Luego se exhibieron Lorena Beaurregard, Miguel Cachón, Mario Llergo y Adrián Hernández, recordados porque buscaron la candidatura del PRI a la alcaldía de Centro, pero les ganó la partida Evaristo Hernández Cruz.

De esta última reunión, se desprende un acuerdo. Convinieron salir a recoger firmas para evitar que Evaristo repita como candidato del PRI, en caso de que haya una segunda vuelta para competir por el municipio de Centro.

Vea usted. Cosas de la política y de la condición humana: Lorena Beaurregard ya se había ido a radicar a Cancún. Mario Llergo estaba refundido en el rancho. (Al menos eso le dice a todo el que le llama). Miguel Cachón se refugió en su notaría, mientras que Adrián Hernández, estaba a la espera de los tiempos para asumir la diputación local.

Ahora resulta que saldrán en defensa de quien sabe quién, con el argumento de que Evaristo tiene “muchos negativos”, y trabajarán para que no sea ungido de nuevo como candidato al Centro.

Lo de los negativos de Evaristo es una realidad probada, y hasta donde sabemos, ya el CEN del PRI, en caso de una elección extraordinaria, tiene en mente sustituirlo, así que la estrategia de levantar firmas, del grupo de los cuatros, ni falta hace.

Dan pena ajena esos militantes, con su resurgimiento, luego de abandonar al PRI en las elecciones pasadas, la verdad, la verdad, es un oportunismo a la luz del día.

Porque solo aparecen en ese partido en tiempos de elecciones y, para dividir, no para sumar y multiplicar.

Traen un rol exactamente contrario al del nuevo dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones, es decir, con esa estrategia de fragmentar, queda claro que únicamente tratan de atraer los reflectores de la dirigencia nacional, esto es, con el sello del encono.

Porque en realidad la estrategia de combatir públicamente a Evaristo no es una presión para el ex candidato al municipio de Centro, vaya, ni siquiera para el aún dirigente estatal Erubiel Alonso Que.

Hacer ruido y levantar la bandera del enfrentamiento interno, cuando la nueva directiva nacional demanda unidad, es con el propósito de buscar un diálogo directo con Manlio Fabio Beltrones. Veremos si les funciona.