Inicio Buril PRI: derrotero al infortunio

PRI: derrotero al infortunio

131
0

Franja Sur

PRI: derrotero al infortunio

René Alberto López  

En víspera de la elección en la que se compite por el principal municipio de Tabasco, la adversidad ronda al otrora partidazo, pues en cada proceso la desunión  adelgaza sus filas. Sus mejores cuadros han marchado y mucho de los que aún quedan, la mayoría está pasado de moda y otros de brazos caídos.    

Para este proceso no pocos de sus militantes dieron un paso al costado. No soportaron dos improvisaciones en el partido, casi al mismo tiempo. La del dirigente estatal Miguel Ángel Valdivia de Dios y de su candidata Liliana Madrigal Méndez.

La imposición del autonombrado “comandante en jefe” desde el Comité Ejecutivo Nacional bajo el padrinazgo de Roberto Madrazo, lo mismo que la nominación a chaleco de la Madrigal con el respaldo de Georgina Trujiilo, trazó el camino del fracaso anunciado.

Esta es la historia en pocas palabras: Faltaban siete noches para la Navidad cuando los priistas de Tabasco rompieron en júbilo, al enterarse que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró la nulidad de la elección del municipio de Centro.

Ese 17 de diciembre renacieron las esperanzas de Evaristo Hernández Cruz y sus seguidores. El ex alcalde había quedado en segundo lugar en los comicios que acababa de echar abajo el máximo órgano electoral.

Al día siguiente, en una rueda de prensa ofrecida por el dirigente estatal Erubiel Alonso Qué, acompañado de Hernández Cruz, entusiasmado dijo que competirían con el mismo candidato.

Pero el relevo en las alturas de Manlio Fabio Beltrones Rivera por César Camacho cambió la suerte de Erubiel y el destino político de Evaristo Hernández.

Con la llegada del sonorense revive el poder de Roberto Madrazo en el Comité Ejecutivo Nacional y, en el PRI de Tabasco, al tiempo que se fortalece la relación de Georgina Trujillo con Carolina Monroy, secretaria general del tricolor nacional y prima del presidente Enrique Peña Nieto.

Esta mancuerna con todo ese poder, hacen añico las aspiraciones de Evaristo Hernández Cruz dentro del PRI, partido al cual termina renunciando. En ese saca aceite, también se debilita el ex gobernador Manuel Andrade Díaz, quien con Erubiel fuera de la dirigencia del partido, pierde el control en el priismo tabasqueño.

Georgina Trujillo se convierte en la madrina política de Liliana Madrigal, llamémosle así, y la encarama como candidata. Roberto Madrazo la secunda en esta aventura. La presencia de la Madrigal no representa ningún riesgo ni para Madrazo ni para Gina en el 2018, como sí lo era Hernández Cruz.

Aparentemente los dos ganan, limpian el camino para el 2018, aún con el costo del desprendimiento de Hernández Cruz y sus seguidores que se fueron a Morena.

De acuerdo a datos confiables conocidos por este franjero, el próximo domingo sucumbirá Liliana Madrigal y vendrán las culpa de uno y otro lado. La mayor responsabilidad caerá en Gina Trujillo, de quien dicen, es una empedernida  perdedora en toda elección que la mandan a operar.

De este modo, el infortunio esta de nuevo en el horizonte del PRI tabasqueño. Ya sin Evaristo Hernández Cruz en el camino, los aliados de hoy serán los rivales de mañana. Roberto Madrazo y Gina Trujillo chocarán en ese proceso electoral y una nueva fractura se espera para el PRI en el 2018.

Ese partido no aprende: se acusó a Erubiel Alonso de poner el partido en manos de Manuel Andrade y hoy Miguel Ángel Valdivia entrega el tricolor a Roberto Madrazo. El comandante en jefe, resultó un soldadito de chocolate, y más mitómano que el balancanense.