Inicio Testigo Fiel Que siga el espectáculo

Que siga el espectáculo

221
0
Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Que siga el espectáculo

Después del videíto que filtraron sobre funcionarios de bajo nivel recibiendo maletas de dinero en el Senado de la República, ahora fue vía WhatsApp como se difundió la denuncia de hechos de 60 cuartillas que presentó Emilio Lozoya ante la Fiscalía General de la República (FGR) y en el que involucra a los ex presidentes, Carlos Salinas, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

El ex director de Pemex, quien por cierto obtuvo el beneficio de permanecer recluido en su domicilio, acusó además en esta trama mediática, a los ex candidatos presidenciales, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, este último quien ayer contrademandó a Lozoya por daño moral.

En lo que parece ser más una vendetta política, se señala en esta supuesta cadena de sobornos al ex secretario de Hacienda,  Luis Videgaray, José Antonio González Anaya, Carlos Treviño García, Rafael Caraveo, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas; Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro; Salvador Vega Casillas, Jorge Luis Lavalle Mauri, David Penchyna, Ernesto Cordero y Osiris Hernández, estos últimos ex senadores panistas.

Sin que medien pruebas de por medio, en la querella que presentó el 11 de agosto ante la FGR, Emilio Lozoya implica a EPN en la compra de votos a legisladores para la aprobación de las reformas estructurales durante su administración así como el financiamiento ilegal de la campaña política.

A Felipe Calderón lo relaciona con la compra de Etileno XXI y a Carlos Salinas en tráfico de influencia para facilitar contratos de Pemex a su hijo.

Al enterarse de las acusaciones, el ex presidente de México, Felipe Calderón inmediatamente señaló que este montaje  ‘ilegal y mediático’ sólo deja ver que Lozoya es utilizado por AMLO como instrumento de venganza y persecución política.

El líder nacional del PAN, Marko Cortés dijo que todo se trata de una cortina de humo para distraer a la población de la crisis sanitaria y económica en el país por la pandemia de Covid-19 y sacar raja política para las elecciones de 2021.

En sentido similar se pronunció el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez quien durante la visita de López Obrador a ese estado y frente a su cara le espetó que se trata de un ataque político y electoral.

El tema sin lugar a dudas seguirá dando de qué hablar.

Lo otro, los grandes pendientes en este país, como la salud, la seguridad y la economía, pueden esperar.