Inicio Local Recién nacido, vive con su madre en penal de Villahermosa

Recién nacido, vive con su madre en penal de Villahermosa

63
0

Se llama José. Nació sano hace unos días en el Hospital de la Mujer y ahora vive con su madre, Adriana, en el Centro de Prevención y Reinserción Social del Estado (CRESET), donde recibe atención de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a través del Programa “Crecer Sin Barreras”.

 

La Ley Nacional de Ejecución Penal permite que el hijo de una interna esté junto a su madre hasta los tres años. En Tabasco también se cuida la protección de los derechos humanos y se privilegia el interés superior del menor. 

 

El Director General de Prevención y Reinserción Social, Arturo Maldonado Pulgar, explica que el Programa “Crecer Sin Barreras” existe desde el 2015 en el CRESET y permitirá otorgar varios beneficios al recién nacido.

 

“A José le vamos a tramitar su Acta de Nacimiento con apoyo del Patronato de Preliberados, su Seguro Popular con apoyo de los amigos del DIF y de la señora Martha Lilia López Aguilera de Nuñez y todo lo que tenga que ver con sus vacunas”, detalla el servidor público.

 

Maldonado Pulgar agrega que cuando el niño vaya creciendo también podrá integrarse a la Guardería Infantil del CRESET: “Ahí tenemos una puericultora que le va a ayudar a desarrollar sus habilidades psicomotoras, además que va a poder jugar e interactuar con otros niños porque ya con José son siete los niños que cohabitan con sus madres aquí en prisión en el CRESET”.

 

*LA CUNA*

 

Desde que supo de su embarazo, Adriana, la madre de José, comenzó a prepararse para recibir a su hijo. Se inscribió al taller de carpintería que tiene el CRESET dentro de los programas de reinserción y con sus propias manos construyó la cuna de madera donde ahora duerme su bebé.

 

No fue fácil pero en todo momento contó con el apoyo de custodios y otros internos, de quienes recibió impulso. Ella misma lo dice: “He tenido el apoyo de mis compañeras y compañeros con los que estuve en el taller y pues, eso es lo más bonito de todo, el apoyo que tienes de las personas”.

 

Cuenta Adriana que cuando comenzó a sentir los síntomas de parto de inmediato recibió atención y la trasladaron al Hospital de la Mujer para dar a luz. Ahora lo que más desea es tiempo y salud para José.

 

“Espero estar con él más tiempo, no sólo el que es reglamentario aquí sino también afuera, y espero que esté sano, espero que tenga mucha salud”, dice Adriana mientras cuida a José, quien duerme plácidamente en la cuna de madera que su madre hizo especialmente para él.