Inicio Testigo Fiel ¿Servirá tener gobernantes mejor evaluados?

¿Servirá tener gobernantes mejor evaluados?

148
0
Testigo fiel
Por: Jesús Torres
¿Servirá tener gobernantes mejor evaluados?
¿Servirá de algo que Tabasco y el país, ambos gobernados por Morena, tengan políticos con evaluaciones a favor en su desempeño, según encuestas, cuando en la realidad el pueblo sigue sufriendo por el desempleo, la inseguridad y falta de medicamentos?
En nada ayuda a México que quienes votaron por Andrés Manuel López Obrador aún no se quiten la venda de los ojos y sigan creyendo que se trata de un ‘mesías’ que vendrá a resolver tooodos los problemas de esta nación, cuando en los hechos, estamos peor que antes.
Es un gobierno que a un año de estar en el poder no avanza, su máxima apuesta sigue siendo construir un aeropuerto que no tiene para cuando arrancar y mucho menos para cuando terminar.
En esa misma línea se encuentran la refinería en Dos Bocas, Tabasco y el Tren Maya.
Si a todo ello agregamos lo dicho recientemente por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera que advierte una recesión económica mundial, entonces el crecimiento y desarrollo todavía se ven muy lejanos.
En el caso de Tabasco, lo reitero, ¿servirá de algo tener un gobernador que se encuentra entre los seis mandatarios locales mejor evaluados según la encuestadora, Consulta Mitofsky?.
En lo hechos, no sirve de nada, cuando el estado es uno de los peores endeudados por administraciones pasadas y no se castiga a los responsables del quebranto de las finanzas públicas gozando de total impunidad.
Pero además, una entidad con funcionarios que cobran jugosos sueldos, incluso arriba del que percibe el presidente de la república, y bajo la venia del gobernador para andar en campaña en busca de otro cargo en el 2021.
Vamos, hasta al propio Adán Augusto López Hernández andan candidateando para ser el sucesor del presidente López. De ese nivel la Cuarta Transformación.
Qué tan pronto se les ha olvidado que Tabasco sigue ocupando los primeros lugares en inseguridad, que no hay oportunidades de trabajo, que el desempleo sigue galopante y que en los hospitales las medicinas no dan abasto para una población cada vez más enferma por tanta pobreza en la que se encuentra sumida por años. Es el cuento de nunca acabar.
¿Servirá de algo tener a un gobernador y a un presidente mejor evaluados?. Es pregunta.