Inicio Testigo Fiel Sismo, se repite la historia

Sismo, se repite la historia

103
0

Testigo fiel

Sismo, se repite la historia
Por: Jesús Torres
 
Primero fue el terremoto de 8.2 grados que dejó muertes y daños en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, el cuál me toco vivir como nunca casi a la media noche del pasado 7 de septiembre.
 
Y nunca pasó por mi mente que me volvería a ocurrir 12 días después, pero ahora en la ciudad de Puebla donde paso unos días junto a mi familia, sólo que esta vez pasada la una de la tarde y con un movimiento telúrico de 7.1 grados de intensidad. 
 
Aquella vez el epicentro se registró en las costas de Chiapas con una duración de 3 minutos 40 segundos y mi vivienda literalmente se mecía; lo único que pasaba por mi mente era que de un momento a otro podría derrumbarse. Ahora fue en los límites de Puebla y Morelos y por el movimiento parecía trepidatorio.
 
Hasta el momento de redactar esta columna se reportaban en Puebla más de 11 muertos pero la cifra podría aumentar por diversos derrumbes. 
 
Por fortuna en casa sólo nos quedó el susto, salvo la escuela de mi hija que sufrió bretaduras al igual que otros planteles educativos así como daños significativos en iglesias, plazas comerciales, hoteles y edificios históricos. 
Sin duda las mayores afectaciones se centraron en la ciudad de México. 
 
Después del sismo las imágenes y videos comenzaron a circular de manera inmediata en las redes sociales, las más sorprendentes fueron aquellas que captaron el momento en que colapsaron edificios y viviendas dejando decenas de muertos. Incluso un grupo de turistas grabó los efectos del movimiento telúrico cuando se encontraban de paseo en el lago de Xochimilco.
 
Curiosamente el terremoto ocurre un 19 de septiembre, fecha en que se cumplían 32 años de aquel desastre ocurrido en la ciudad de México a causa de un sismo de 8.1 grados en la escala de Richter dejando mas de 10 mil muertos.
 
En aquella fecha me encontraba en el puerto de Veracruz cursando mis estudios de Filosofía y Letras y hasta allá se sintieron los efectos de sus ondas expansivas pero nunca como los que he vivido este mes de septiembre. 
 
Desafortunadamente, pese a los avances tecnológicos, hasta ahora nadie puede predecir cuándo se presentará un fenómeno de la naturaleza de este tipo y con todo y las alertas sísmicas aún las cifras de muertos al final del día siguen sorprendiéndonos.