Inicio Deportes Suspenden el partido Brasil-Argentina, por incumplimiento del protocolo sanitario

Suspenden el partido Brasil-Argentina, por incumplimiento del protocolo sanitario

527
0

El clásico entre Brasil y Argentina, correspondiente a la jornada 6 de las eliminatorias sudamericanas de clasificación para el Mundial de Qatar 2022, ha sido suspendido a los seis minutos por las autoridades sanitarias brasileñas. “Por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido”, explicó la Conmebol en su cuenta de Twitter. Antes del comienzo del duelo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) solicitó a la policía que Emiliano Martínez y Emiliano Buendía (Aston Villa) y Cuti Romero y Giovanni Lo Celso (Tottenham), jugadores procedentes de la Premier League inglesa, no jugaran el partido. “El viajero que cumple con las disposiciones del art. 3, con origen o historial de paso por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la República de Sudáfrica y la República de la India en los últimos catorce días, al entrar en territorio brasileño, deberá permanecer en cuarentena durante catorce días”, reza el decreto sanitario del Estado de São Paulo.

Anvisa, dos horas antes de que comenzara el partido en el estadio del Corinthians, había notificado a la Conmebol de que había que deportar a los cuatro jugadores argentinos porque no cumplían con los requisitos sanitarios. La Policía Federal también había intervenido. Se había presentado en el hotel en el que concentraban Lionel Messi y compañía en São Paulo. Finalmente, la Confederación Sudamericana intervino y presionó a Confederación Brasileña. Entonces, el plantel argentino se trasladó completo al estadio. Se creía que los cuatro podían jugar. Hasta que comenzó el partido.

En el minuto 6, un inspector de sanidad entró en el terreno de juego y detuvo el juego. Los argentinos no entendían lo que estaba pasando. En el primer momento de confusión, los jugadores de la Albiceleste se enfrentaron a las autoridades sanitarias y les reclamaron explicaciones. Después de la trifulca, Argentina se marchó a los vestuarios, mientras los jugadores de Brasil se quedaron pidiendo explicaciones por la suspensión. “El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente a las reglamentaciones vigentes. Las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución”, insistió la Conmebol.

Más tranquilos, Messi y Lionel Scaloni, entrenador de Argentina, regresaron al terreno de juego. “Hace tres días estamos acá. Estaban esperando que empiece el partido para entrar y frenarlo. ¿Para qué nos hacen jugar?”, se quejó el capitán de la Albiceleste. “Me pone muy triste lo que acaba de suceder, no busco culpables. Tendría que haber sido una fiesta para todos, con los mejores jugadores del mundo y termina en esto. Como entrenador tengo que defender a mis jugadores: vienen diciendo que los quieren deportar o se los tienen que llevar. Yo no puedo permitirlo”, explicó el seleccionador de Argentina.

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, se defendió ante la denuncia de que los jugadores argentinos falsearon sus lugares de procedencia para saltearse la cuarentena: “No se puede hablar de mentira. Hay una legislación sanitaria y las autoridades sanitarias aprueban un protocolo vigente. Nosotros venimos cumpliendo todo porque nos preocupa que los jugadores puedan volver bien a sus clubes. Lo que se vivió fue lamentable: cuatro personas sin barbijo ingresaron al campo e interrumpieron el partido. Está en el reglamento que cuando alguien interrumpe el partido, un factor externo, el encuentro se debe suspender”. (El País).