Inicio Testigo Fiel Tabasco al borde del colapso

Tabasco al borde del colapso

305
0
Testigo fiel
Por: Jesús Torres
Tabasco al borde del colapso
La pandemia en Tabasco se ha vuelto ya incontrolable y la cada vez menos disponibilidad de camas en los hospitales tiene al estado al borde del colapso.
La demanda de atención médica para pacientes con coronavirus sigue a la alza y no hay modo que la incidencia de casos, que mantiene a Tabasco en los primeros lugares a nivel nacional, tenga para cuando estabilizarse.
Hasta hoy, hay que decirlo, las estrategias que han implementado los gobiernos, local o federal, para contener el Covid-19, poco a casi nada a dado resultados.
Los 200 decesos que pronosticó la Secretaria de Salud se dispararon sin control alguno, al grado que a estas alturas ya rebasa los mil.
Debido al número de infectados que han dado positivos, más de 12 mil, las autoridades tuvieron que pasar de la prevención, a la atención hospitalaria de pacientes.
Ni la ley seca, la reducción de horarios en tiendas comerciales, incluso su cierre los fines de semana; ni la sana distancia o el llamado a quedarse en casa han dado los resultados esperado en medio de la emergencia sanitaria.
El cambio de semáforo de rojo a naranja que estableció el gobierno federal en la mitad de entidades de la república, incluído Tabasco, en nada ayudó a contener el coronavirus.
Ahora que la pandemia se encuentra fuera de control a marchas forzadas las autoridades de gobierno han tenido que acelerar la colocación de ‘burbujas’ para atender a los enfermos por Covid-19.
El caso de un derechohabiente de Pemex que no pudo ser atendido por la saturación de camas  en el hospital de la paraestatal en Villahermosa y que falleció más tarde en el ‘Juan Graham’, el cual se dio a conocer en la televisión nacional, dejó ver la crisis hospitalaria que se vive en el estado.
El colapso en el sector salud como estaba previsto está a nada de presentarse en Tabasco sino se actúa a tiempo.
El relajamiento en las medidas sanitarias para reactivar la economía no fue la mejor opción, quienes están pagando las consecuencias ya no se encuentran entre nosotros.