Inicio Buril Tabasco: el plan Beltrones-Núñez se complica

Tabasco: el plan Beltrones-Núñez se complica

119
0

Franja Sur

Tabasco: el plan Beltrones-Núñez se complica

René Alberto López

El dirigente nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones Rivera en acuerdo con el gobernador Arturo Núñez Jiménez, creyó realizada una maniobra maestra en Tabasco, respecto a las elecciones extraordinarias

Claro que Beltrones tiene metidas las manos en el PRI de Tabasco y hasta el fondo. A otros con el cuento de que esta elección no le interesa.

La relación con Núñez es vieja, desde que ambos trabajaron en la Secretaría de Gobernación, y, al coincidir políticamente en esta entidad, ahora quieren manejar el futuro de los tabasqueños.

El primer gran acuerdo de esta pérfida dupla ha sido descarrilar a Evaristo Hernández de la candidatura del PRI, y al mismo tiempo la de Rosalinda López Hernández, en el PVEM, pues contaba con la fuerza política y las relaciones necesarias para hacerlo y, lo hizo.

Porque, lo repetimos, el plan del CEN del PRI y de la Quinta Grijalva es desfondar a Morena en la tierra de Andrés Manuel López Obrador, para intentar anularlo en el 2018.

Ya en la lona Evaristo y Rosalinda, esto es, sin posibilidad de ser candidatos por obra y gracia de los acuerdos Beltrones-Núñez. El otro golpe es más sencillo:

El gobierno del estado se prepara para traicionar a Gerardo Gaudiano, dejándolo solo, retirándole todo el apoyo, desde la estructura gubernamental. A Gaudiano no lo van a dejar pasar por su relación con el ex secretario de Obras Públicas, Manuel Ordóñez Galán.

De este modo, hasta la fecha, todo pintaba color de rosa para los aliados.

El PRI y el PVEM de Manlio Fabio, pues tiene el control en Tabasco de las dos franquicias, en base a los acuerdos con su “socio”, caminaban sin tropiezos para ganar la elección.  

Al mismo tiempo, Núñez Jiménez se sacudió a Evaristo y a Rosalinda y de paso tiene en sus planes cerrarle a Gerardo Gaudiano su intento de llegar con juego político a la elección de 2018.

Se sabe que el “gallo” a la gubernatura del inquilino de la Quinta Grijalva es el diputado Chacorta, a quien por el momento mandó a trabajarle para el gobierno del estado, desde el Congreso local.

Pero no contaban con que Evaristo Hernández Cruz se fuera a fortalecer a Morena.

El excandidato del PRI lanzó anoche en las redes sociales la invitación siguiente:

“He decidido participar en el proyecto de Nación que encabeza Andrés Manuel López Obrador para ser presidente de nuestro país.

“El día de mañana –hoy martes—lo haré público en un mitin que él encabezará en calle Castillo esquina avenida Méndez de nuestra ciudad, a las 10 de la mañana. Te invito para que me acompañes. Tu amigo: Evaristo Hernández.

Ahí está el mensaje enviado a las redes y confirmado anoche a este columnista por un alto mando del equipo de Hernández Cruz.     

Así que, al parecer, le salió el tiro por la culata al plan Beltrones-Núñez, pues el proyecto central es debilitar a Morena en Tabasco.

No obstante, con sus acciones, resulta que en realidad están fortaleciendo al partido de López Obrador, habida cuenta que, hasta donde sabe este franjero, el mismo camino lleva Rosalinda López Hernández.

Ahora con mayor fortaleza puedo apuntar lo que he venido sosteniendo en este espacio: no descarten a Morena en la elección extraordinaria por el municipio de Centro.

Apunte usted que esta elección extraordinaria es “borrón y cuenta nueva”, las encuestas, votos y trampas de la elección pasada, se quedan en el pasado.

Son unos comicios con nuevas circunstancias y con varios aspectos distintos a los del pasado 7 de junio. Veamos.

Por principio de cuenta, ahora el PRI va en alianza con el PVEM y el dirigente nacional del tricolor ya no es César Camacho, un político frío y hasta torpe.

Ahora está al frente un cuadro de primer nivel que, casualmente, se lleva muy bien con el político de las frases chistosas: “nos vemos a la salida”, “ni mancos ni tullidos”.    

Por si faltara un ingrediente, no es casualidad que ya estén en hoteles de Villahermosa, connotados operadores del PRI nacional. Lo que no sucedió la vez pasada.  

De lado de Morena, en esta ocasión está participando con toda su voluntad Adán Augusto López Hernández, debido a dos situaciones diferentes al pasado 7 de junio: su hermana Rosalinda no es candidata y él es el presidente del partido en Tabasco.

Súmele a Morena el respaldo de las estructuras de Evaristo que, aunque los confiados en el PRI dicen que no se llevó a mucha gente, no deja de ser importante el número.

En la esquina del PRD, Gaudiano juega con una pelota distinta, aunque cierto es que lleva cierta ventaja por las cuatro campañas que ha realizado en el municipio de Centro,

Ahora carga con la desestimación de la titular de las oficinas del DIF-estatal que, todo Tabasco sabe, tiene suprema influencia sobre el señor de la Quinta.   

Ese sólo caso puede afectar las aspiraciones del nieto del ex gobernador Leandro Rovirosa Wade. Ahora, si ganase la elección, sin duda sería una hombrada de Gaudiano, su propio logro.

Sin embargo, de acuerdo a como se van acomodando las cartas sobre la mesa, y a sabiendas que será una contienda  más de estructuras que de ciudadanos, la elección extraordinaria del 13 de marzo caminan a estar disputada  entre los abanderados del PRI-PVEM y Morena.