Inicio Buril Tabasco: el proceso electoral aún no termina

Tabasco: el proceso electoral aún no termina

104
0

Franja Sur

Tabasco: el proceso electoral aún no termina

› René Alberto López

No son pocos aquellos que tiran a diestra y siniestra paladas de olvido a lo ocurrido el día de la elección en el municipio de Centro, en el perverso intento de enterrar los que pasó y, con irreverencia inaudita, sugieren: “hay que darle vuelta a la hoja” porque ya todo terminó. Sus rezones tendrán.

Al parecer, estamos por primera vez en un proceso dirigido por enterradores: primero echaron tierra para bloquear casillas y sepultar el voto ciudadano. Ahora, paladas de cinismo para tapar lo sucio, como el gato.

Por supuesto, esta elección tiene aderezos nuevos, aspectos sin precedentes en la historia electoral de Tabasco. En poco se parece a las anteriores organizadas con gobiernos del PRI en el poder.

Eso de tirar tierra y escombros es una nueva modalidad, así como la acción de capacitar funcionarios de casillas, para de última hora no presentarse y sustituirlos por personas que, exprofeso, estaban en el lugar, listo para prestarse a la farsa.

Por eso, pase lo que pase con las impugnaciones, los partidos políticos, opositores reales al régimen perredista, deben analizar, evaluar, revisar de qué manera llegaron cada uno de los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT).

¿Cómo lograron su puesto?, ¿quién o quiénes fueron sus padrinos políticos?, ¿a qué intereses responden?, ¿quién los impulsó? ¡Ahí está la clave! Porque si en el 2018 van con estos mismos árbitros a la contienda por la gubernatura, los partidos opositores serán avasallados y de nuevo habrá otra elección que dejará muchas dudas a los ciudadanos.

Bien, otro elemento nuevo en este proceso electoral, el más relevante, es que nunca en una elección de Tabasco se había dado una negociación tras bambalina entre el PRI y PRD.

Siempre fueron acérrimos rivales. Pero hoy es secreto a voces la sospechosa manera en que operó el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, a fin de dejarle al PRD los espacios que quiso.

Fuentes del PRI, que pidieron el anonimato, aseguraron a este franjero que el acuerdo era entregarle al PRD el municipio de Centro, a cambio de tres diputaciones federales, pero finalmente sólo cumplieron los perredistas con dos.

La misma fuente confió que las diputaciones federales del sexto y cuarto distrito las negoció el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, a quien culpan de haber impedido la alianza PRI-PVEM en Tabasco, para favorecer al PRD y tratar de desaparecer a Morena en la tierra de Andrés Manuel López Obrador.

Debido a esas infames operaciones para torcer la voluntad popular, es que hoy la elección de Centro está en los tribunales, pues los sesudos operadores dejaron muchas huellas.

Por eso, la insistencia de hacerle creer al respetable que el proceso electoral en Tabasco ya terminó. ¡Ningún terminar! Por fortuna, la prensa seria, profesional, continúa informando puntualmente a sus lectores sobre cada una de las etapas de la competencia comicial celebrada el pasado 7 de junio.

Tan sigue latente el proceso local, que el pasado domingo, casi a la media noche, cuatro partidos políticos y un candidato independiente impugnaron la elección en el municipio de Centro.

Representantes de candidatos que abanderaron al Partido Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM), Revolucionario Institucional (PRI), así como del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lo mismo de Pedro Antonio Contreras López, candidato independiente a la comuna, entregaron en tiempo y forma sus pruebas sobre los agravios que reclaman.

El domingo 21 de junio a las 12 de la noche se venció el plazo para que los candidatos inconformes con los resultados, presentaran sus recursos ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

El párrafo 2 del artículo 3 de la Ley de Medios de Impugnación señala: “los medios de impugnación se integran por: a).- El recursos de revisión, para garantizar la legalidad de actos y resoluciones de la autoridad electoral estatal”.

Agregan en el inciso “b) El recurso de apelación y el juicio de inconformidad, para garantizar la legalidad de actos y resoluciones de la autoridad electoral estatal; c) El juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano”.

Y, en el artículo 4, primer párrafo, se indica: 1.- Corresponde al Consejo Estatal y a la Junta Estatal Ejecutiva del Instituto Estatal, según corresponda, conocer y resolver el recurso de revisión y al Tribunal Electoral, los demás medios de impugnación previstos en el artículo anterior , en la forma y términos establecidos por esta ley.

Bien, en esta etapa va el proceso electoral de Tabasco, que no le confundan, no se deje manipular, la contienda por el municipio de Centro todavía “tiene carnita”, dijera conocido político tabasqueño.

Es cierto, el perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa recibió la constancia de mayoría del consejo del IEPCT, y también tiene derecho a andar visitando los medios electrónicos para decir, por ejemplo, que va a “gobernar con Telerreportaje”, con Mundo a las doce, con Tres patines y todo lo que se le ocurra, es parte de su estrategia.

Pero la realidad irrebatible es que su elección está en los tribunales y para ser el alcalde de hecho y derecho, tiene que esperar la resolución de las impugnaciones.

Porque, hasta eso, después del Tribunal Electoral de Tabasco, los inconformes todavía tienen la opción de acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Después de la jornada electoral por la gubernatura, del año 2000, también el priista Manuel Andrade Díaz presumía en sus manos su “constancia de mayoría”, y, con todo ello, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, anuló aquellos comicios por el brutal desaseo