Inicio Sin Remitente Tabasco entre el cambio político y las sucesiones

Tabasco entre el cambio político y las sucesiones

110
0

Shishito
Por: Francisco Gómez Hernández

Tabasco entre el cambio político y las sucesiones

La difusión de una fotografía subrepticia en la que el ex gobernador y actual diputado local electo, Manuel Andrade Díaz y el perredista -también diputado electo- Juan Manuel Fócil Pérez, platicaban-acordaban-merendaban sobre los entretelones de la política tabasqueña, hizo entrever el enojo que el ex dirigente solaztequista mantiene con sus compañeros de bancada por no elegirlo como coordinador, y preferir a José Antonio de la Vega, hombre de todas las confianzas del mandatario estatal y fuerte aspirante a sucederlo.

Aunque faltan tres años para la sucesión, las alarmas ya están encendidas y cual handicap en horario premium se ventilan los sinsabores de lo que puede ser el inicio de una ruptura importante dentro del perredismo, lo cual pondrá en jaque muchas de las iniciativas que corresponden al actual ejercicio gubernamental, sobre todo porque en las actuales circunstancias se habla de una composición atípica donde ninguna fracción por sí sola tiene mayoría absoluta y se requerirán acuerdos y consensos.

Mientras tanto el rebaño priista, conformado por ocho diputados electos, aún no decide quién será el coordinador, aunque parece haber sólo dos opciones, la primera sería elegir la experiencia legislativa y sobre todo política que tiene Manuel Andrade – el único que puede darle batalla en los debates a Pepe Toño- o bien preferir a Adrián Hernández Balboa, el ex granierista y persona afín a los intereses del ex candidato Jesús Alí de la Torre. Aunque en una decisión salomónica de Manlio Fabio Beltrones -¿alguien duda que tiene vara alta y quizás exclusiva en la decisión?- se decida ir con la diputada electa Patricia Hernández.

Se dice que Pepe Toño ya encendió la veladora para que el petista Martín Palacios Calderón se integre como parte de la fracción perredista, alcanzando de esa manera un número de 14 legisladores, en contraste con los 8 priistas que podrían sumarse con los 6 pevemistas, mientras que los 4 de Morena, los 2 del PAN y 1 del Movimiento Ciudadano quedarán como los comodines o radicales libres, capaces de inclinar la balanza. Lo cierto es que los diputados electos sin distinción de colores deberán sumar esfuerzos para rescatar del hoyo a esa soberanía, pues los actuales simplemente quedaron a deber al pueblo y se convertirán en cómplices de los actuales alcaldes saqueadores.

En la UNAM se está viviendo un proceso histórico para elegir a quien será el rector o rectora para suceder al Dr. José Narro Robles, en total son 16 distinguidos académicos entre los que se encuentran cuatro mujeres muy preparadas:Suemi Rodríguez Romo, Rosaura Ruiz Gutiérrez, Gloria Villegas Moreno y María Leoba Castañeda Rivas. El que al parecer se perfila es Sergio Alcocer Martínez, que hasta hace tres meses trabajaba en la Secretaría de Relaciones Exteriores, con José Antonio Meade, actual secretario de Desarrollo Social. Es pues, Sergio Alcocer un proyecto académico muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo hay que tener claro que la UNAM como muchas instituciones públicas en el país que son autónomas, tienen procesos de selección con órganos completamente independientes con representaciones de todas las facultades. Por eso resulta interesante que la Junta de Gobierno haya decidido transparentar el proceso y publicar los perfiles de quienes aspiran así como sus planes de trabajo. Se estima que a mediados de noviembre la UNAM tenga un nuevo rector o rectora. El proceso será un espejo para muchas instituciones que tienen sucesión, el más cercano es la del rector de la UJAT, quien deberá rendir su cuarto informe de actividades y posteriormente iniciarse el proceso para una inminente reelección conforme lo espera la mayoría de la comunidad universitaria.

Shishito_50@hotmail.com