Inicio Testigo Fiel Tabasco, más reclamos que ayuda

Tabasco, más reclamos que ayuda

178
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Tabasco, más reclamos que ayuda

A casi dos semanas de inundaciones, lo que aún prevalece en Tabasco es descontento social por todos lados, los afectados, algunos aún entre el agua, todavía no les llega la ayuda y en su desesperación han tenido que bloquear carreteras para ser escuchados.

El secretario de Bienestar y operador político de AMLO, Javier May Rodríguez, lo único que ha hecho desde que llegó a la entidad, es posar para la foto y acudir a una estación de radio como lo hace cualquier político que ya anda en campaña electoral.

La principal inconformidad de los tabasqueños, la mayor parte de ellos, quienes perdieron su patrimonio de muchos años de trabajo, es que no han sido tomados en cuenta en el supuesto censo que realiza el equipo de May Rodríguez.

La acusación que más pesa contra el enviado de Palacio Nacional es que utiliza la desgracia de más de medio millón de tabasqueños afectados por las lluvias para sacar raja política rumbo a las elecciones de 2021.

Por eso se dice, que entre los que saldrán beneficiados del dineral que se entregará a la mano, en su mayoría tienen filiación o simpatizan con el partido en el poder. Como aquí se dijo, las inundaciones le cayeron a los de Morena, como anillo al dedo.

Todo lo demás, como el show de la denuncia contra la CFE, la promesa de que la presa Peñitas no volverá a inundar Tabasco o que se van a entregar 30 mil viviendas para los que lo perdieron todo, no son otra cosas que medidas mediáticas para apaciguar a la gente.

Lo cierto es que hasta hoy, ni el presidente, Andrés Manuel López Obrador se ha tomado la molestia de visitar a sus paisanos, a casi 15 días de la emergencia provocada por las lluvias. Ha quedado más que evidente el desprecio que siente por su gente.

Cuando tuvo la oportunidad de hacerlo, mejor se dirigió a supervisar uno de los proyectos faraónicos de su sexenio, el Tren Maya, el cual todavía no arranca la obra pero ya duplicó su costo.

El originario de Macuspana ahora anda más preocupado por traer el penacho de Moctezuma a México que por el desorden que reina en Tabasco y el uso faccioso que se le está dando a la ayuda para damnificados.

Qué pronto se olvidó el macuco de su tierra y agua.