Inicio Testigo Fiel Tabasco, muy lejos de un clima de paz

Tabasco, muy lejos de un clima de paz

141
0
Testigo fiel
Por: Jesús Torres
Tabasco, muy lejos de un clima de paz
Si a Tabasco no le ha ido nadita bien en los primeros ocho meses de gobierno del morenista, Adán Augusto López Hernández, también hay que decir, que el apoyo que se esperaba de un presidente tabasqueño lejos de sacar al estado del atraso, lo ha dejado solo, a su suerte.
Cuando el gobernador celebraba la reciente visita de los embajadores de Estados Unidos y China a la entidad, -por cierto después de una comilona en la Quinta Grijalva con los mejores vinos de importación-, a nivel nacional se daba a conocer los súper salarios de sus altos funcionarios, casi similar a las percepciones del presidente, López.
Entre reporteros que cubren las actividades de Adán López incluso se sorprendieron que los haya invitado a comer a una marisquería en la zona remodelada de esta ciudad para congratularse por el encuentro con el diplomático chino.
Sólo que el festín no le duró mucho tiempo al inquilino de la Quinta Grijalva, por esas fechas desde la Península, el presidente López daba a conocer que sólo en los estados de Campeche y Yucatán se respiraba un clima de paz, no así en Tabasco, Chiapas y Veracruz, tres estados donde gobierna su partido Morena.
Para rematar en el municipio de Paraíso, -donde se construirá la refinería-, se daba cuenta del asalto a turistas que paseaban a bordo de un barco, noticia que acaparó las redes sociales y medios de comunicación en todo el país.
De ahí devinieron otros sucesos como el motín de reos en Creset que dejó como saldo dos muertos y tres heridos y luego un caso de feminicidio tras el ataque de un hombre a su ex pareja en un juzgado penal, -un lugar sin la mínima vigilancia cuando ocurrieron los hechos- que casi termina con su vida luego de asestarle 14 puñaladas.
No por nada en un noticiario nacional se dio a conocer que en percepción de inseguridad Tabasco se encuentra en primer lugar. Vamos, los tabasqueños ya no se sienten seguros ni en sus casas.
El presidente López no se equivocó en decir que en su tierra y su agua no se respira un clima de paz, pero tampoco se ha visto a un año de su gobierno, que quiera sacar a Tabasco del atolladero en que se encuentra.
Los tabasqueños de a pie así lo sienten a diario, pues no sólo la padecen por la inseguridad, sino también por el desempleo y falta de medicamentos en los hospitales. Y aún hay más.