Inicio Buril Tabasco: traspatio de la federación

Tabasco: traspatio de la federación

117
0

Franja Sur

Tabasco: traspatio de la federación

René Alberto López

A usted lector ¿le suenan las siglas ZEE?, pues se trata de otro intento del gobierno federal con el propósito de vencer el rezago que enfrentan los estados marginados del sur-sureste de México.

Veremos si no es otro espejismo como aquel afamado Plan Puebla Panamá que planteaba el desarrollo de estos estados de la república.     

Resulta que el pasado viernes 2 de septiembre el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Abraham Zamora Torres, en reunión informativa dio a conocer que el sector privado y el gobierno, invertirán alrededor de 168 mil millones de pesos en el sur-sureste del país, en la próxima década, con el fin de abatir el gran rezago social, laboral y de infraestructura que persiste en estas regiones.

Lo anterior tiene que ver con una iniciativa de ley de zonas económicas especiales (ZEE), pero aunque se explicó que los fondos serán canalizados en los próximos 10 años, en propuesta de presupuesto para 2016, enviada al Congreso, hay recursos previstos para las ZEE por 3 mil 120 millones de pesos.

El funcionario en cuestión presumió que por primera vez en la historia de México se crearán zonas económicas especiales para generar polos de desarrollo industrial en la región.

Vea usted los que mencionó: “Las ZEE es una área geográficamente delimitada que tendrá un entorno de negocios excepcional con ventajas fiscales, un régimen aduanero especial, un marco regulatorio ágil, infraestructura de primer nivel, programas de apoyo y otros estímulos y condiciones preferenciales”.

Por si fuera poco sostuvo que la intención es crear empleos de carácter manufacturero e industrial a través de capacitación y certificación laboral, así como plazas de alta calidad para los locales y agregó que se realizará un ordenamiento territorial, infraestructura social y urbana, vialidades e instituciones educativas, de salud y recreativas, entre otras. En fin, toda una panacea.

Para hacer más atractiva su buena nueva, nos recordó la mediocridad en que nos han hundido por décadas los gobiernos en esta zona, pues dijo que  “en la región sureste del país el rezago en el producto interno bruto (PIB) per cápita es mayor, pues en los pasados 30 años su crecimiento ha sido de apenas 7 por ciento, mientras en la zona centro, bajío y norte aumentó 47 por ciento”.

Lo bueno que ahora, por fin, este gobierno federal descubrió el hilo negro y se dieron cuenta que mientras la pobreza a nivel nacional abarca “al 46.2 por ciento; en el norte de 30 por ciento y en el sur-sureste llega a 70 por ciento de la población”.  

Bien, es obvio que si usted vive en alguno de los estados del sur-sureste, tal noticia parece excepcional, gratificante, pero ¿qué cree? No está contemplado el estado de Tabasco, como si en esta entidad viviéramos en el primer mundo, en el paraíso.

Zamora Torres explicó que una vez que sea aprobada la iniciativa presentada por el Ejecutivo el martes 29 de septiembre, se espera se declaren las zonas económicas especiales.

Entonces el funcionario resaltó que “las principales áreas detonadoras para acelerar la reactivación económica de la zona sur del país destacan Coatzacoalcos, Istmo de Tehuantepec, Salina Cruz, Puerto Chiapas y el Puerto Lázaro Cárdenas”.

No figuran, casualmente, los estados de Tabasco y Campeche, precisamente dos de las entidades de donde se extrae la mayor cantidad de hidrocarburo.  

Esto es, en el centro nos siguen viendo como traspatio, nos excluyen de las inversiones, no promueven el desarrollo, y, por si con eso no bastara, el gobierno de Enrique Peña Nieto no cumplió la promesa que hizo en campaña en la colonia Gaviotas, ante notario público, de bajar las tarifas eléctricas.

Pero eso sí, el gobierno federal ya envió a Tabasco una ranfla de oaxaqueños que están listos para comenzar los cortes masivos de luz a quienes no pagan. Y, saben ¿por qué no pagan esos morosos?, por los abusos de la CFE en los recibos de luz. Ese es el detalle, y ni quien defienda a los usuarios.

Por cierto, eso de cortarles la energía eléctrica a familias de Tabasco, donde el calor llega a los 40 grados, debe ser considerado, al menos en esta zona, como una violación a los derechos humanos. En serio.

Nos gustaría ver a Enrique Ochoa Reza, director general de la CFE, durmiendo la siesta sin clima o ventilador en Tabasco, conocería lo que es amar a Dios en tierra ajena. Pero este será otro tema.