Inicio Nacional Tribus del PRD piden la "cabeza" de Navarrete

Tribus del PRD piden la "cabeza" de Navarrete

101
0

Las corrientes de opinión en el interior del Partido de la Revolución Democrática (PRD), por lo general en disputa, coinciden en esta ocasión: ven con buenos ojos que Carlos Navarrete deje la dirigencia nacional del instituto político.

Al igual que el resto del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), el aún dirigente perredista se prepara para poner su cargo a disposición del Consejo Nacional del partido, que tiene programado sesionar este viernes y sábado para definir una estrategia de renovación tras los resultados en las elecciones de 2015 y de cara a los próximos comicios.

Las negociaciones en torno al cambio en el liderazgo partidista se mantenían hasta este jueves por la tarde, pero las tribus de mayor peso coinciden en señalar como positivo el cambio.

El relevo forma parte de un plan para relanzar al PRD, y ha sido consensuado entre los distintos grupos en el interior del partido.

El propio presidente nacional, Carlos Navarrete, confirmó que las negociaciones incluyen que él abandone el puesto.

«No se trata de que todo cambie para que nos quedemos los mismos», dijo este miércoles en conferencia de prensa.

Navarrete ganó la dirigencia nacional del PRD en las elecciones de octubre de 2014, encabezando la candidatura de la corriente Nueva Izquierda (NI), en fórmula con Alternativa Democrática Nacional (ADN), la cual puso a Héctor Bautista como secretario general. Sus encargos concluirían hasta 2017.

Los liderazgos perredistas perfilan adelantar a septiembre próximo el proceso de sucesión, y convocar en esas fechas a un Congreso Nacional que defina al nuevo CEN.

La coalición dirigente respalda el cambio. El coordinador de los diputados perredistas, Miguel Alonso Raya, —identificado con NI— calificó como responsable y maduro el anuncio oficializado por Navarrete, su compañero de tribu.

ADN, aliados de Los Chuchos —como se conoce comúnmente a NI debido a que sus principales líderes son Jesús Zambrano y Jesús Ortega— en la pasada elección interna, advirtió de la necesidad de concretar un «cambio de fondo».

«Es algo positivo para el partido hacer cambios, no solamente de personas, porque eso no nos llevaría a nada (…) Vemos con buenos ojos este planteamiento. Participamos de él, incluso», dijo a CNNMéxico el senador Luis Sánchez, integrante de ADN, quien consideró como «muy probable» que estas medidas se aprueben este viernes por el Consejo Nacional del PRD. «Ya hay un avance muy importante», mencionó.

Esta medida también es avalada por la oposición en el interior del PRD. La senadora Dolores Padierna, quien lidera Izquierda Democrática Nacional (IDN), la calificó como «una decisión correcta», al mencionar que los dirigentes de NI «han hecho muy mal las cosas».

Padierna mencionó en específico la pérdida del bastión del Distrito Federal, donde Morena ganó la mayoría de los diputados locales y el PRD pasó de gobernar 14 de 16 delegaciones a solo seis.

¿Joven o experimentado?

Navarrete perfiló que el PRD requiere impulsar el relevo generacional, poniendo a más jóvenes en altos puestos de dirección. Incluso, se empieza a mencionar perfiles como los de Fernando Belaunzarán (45 años), Zoé Robledo (36 años) o Armando Ríos Piter (42 años) como posible reemplazo de Navarrete (59 años).

No obstante, otras corrientes piensan lo contrario: que es necesario recurrir a un político probado, en consonancia con la selección de Manlio Fabio Beltrones para conducir al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

«La apuesta en cuanto a direcciones nacionales la ha puesto el PRI. No necesariamente tendremos que hacer un reflejo, tendremos nuestra propia estrategia, pero si ellos le están apostando a sus cuadros más experimentados, que tienen un conocimiento mayor del país, no se van a la improvisación, el equipo que se conforme en el PRD debe ser experimentado», insistió en entrevista Eloí Vázquez, de la corriente Foro Nuevo Sol, y vocero del PRD.

Navarrete, en tanto, ha explicado que no renunciará como presidente del PRD, sino que pondrá su cargo «a disposición» de los máximos órganos de decisión de su partido, para dar paso a una nueva dirigencia que podría ser encabezada por un joven, un perredista experimentado o, por qué no, por él mismo.

Al margen de nombres, e incluso de perfiles, la senadora Padierna consideró que lo importante es reposicionar al PRD.

«Desde luego, las personas importan mucho, pero lo que se requiere es un cambio de línea política, que el PRD sea un partido de izquierda realmente opositor que reivindique todas las causas de la gente», aseveró al ser consultada vía telefónica. Con información de CNNMexico