Inicio Hoja de apuntes Un panismo por la izquierda

Un panismo por la izquierda

158
0

Hoja de Apuntes  

Ignacio Almeida

 

Un panismo por la izquierda

 

El PAN en Tabasco parece tener claro dónde está y qué necesita para salir de ese quinto lugar al cual fue enviado en las elecciones de 2015.

 

Pese a tener presidentes panistas durante dos sexenios, no supieron capitalizarlo para avanzar más y su mayor logro fue en 2009 cuando obtuvieron dos alcaldías en la región de Los Ríos.

 

Ha sido, pues, un partido con dirigentes y varios militantes que prefirieron la comodidad y el hobby partidista de las plurinominales, ya fueran diputaciones o regidurías, así como delegaciones federales en su momento.

 

Panistas de uno y otro tipo han transitado por sus filas. Con sus excepciones, muchos han abandonado esa brega de eternidad a la cual su fundador, Manuel Gómez Morín, aludía el siglo pasado sobre el significado de ser panistas bajo un régimen de imbatibilidad priista.

 

A diferencia de otros estados, donde el panismo es primera o segunda fuerza y compartido alternancia como Baja California, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Nuevo León, Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Yucatán, Puebla, entre otros, en Tabasco hoy está, más que nunca, en el fondo.

 

Su nuevo dirigente, Francisco Castillo, que hace unos días pasó la aduana del Tribunal Electoral de Tabasco, al ratificar como válido su triunfo como tal, asegura que le imprimirá visión y compromiso, con militantes que tengan «sentido de pertenencia».

 

Incluso, y aquí es donde centra su viraje hacia la izquierda «con movimientos sociales».

 

Eso sí, para no perder su «congruencia», ese movimiento social, como lo es la iniciativa que presentó el PAN en el Congreso del Estado, de que se destine una partida presupuestal para subsidiar al 100 por ciento en el transporte público a estudiantes, la viste como «inversión».

 

Y sí, todo lo que se erogue en materia educativa significa invertir en las presentes y futuras generaciones, al ser conocimiento que se aplicará en el desarrollo de nuestras sociedades.

 

Así que el panismo tabasqueño se hizo de una bandera con sentido social y, para vestirla con legitimidad, buscará que 20 mil estudiantes firmen el apoyo a la iniciativa.

 

De esta manera, la presentarán al gobierno estatal para que la tome en serio y le destine una partida presupuestal.

 

Se trata, explicó Francisco Castillo, de que previo estudio económico se determine el número de estudiantes que necesitan transporte público gratis, suburbano y urbano en combis, transmetropolitano y transbús.

 

De los 650 mil estudiantes que hay en Tabasco en todos niveles educativos, tanto públicos como privados, el panista dijo que son alrededor de 350 mil los que sí necesitan transporte gratis y susceptibles de deserción escolar por la carencia económica familiar.

 

Mientras, unos 200 mil recibirían un subsidio al 50 por ciento y el resto no requiere de tal beneficio. Se trata de una iniciativa, sin duda, con sentido social.

 

Ante los argumentos del presidente de la Junta de Coordinación Política, ex panista por cierto, José Antonio de la Vega, sobre lo complicado de aplicarlo por las dificultades económicas, Castillo reviró que hay 600 millones de pesos en el erario estatal que pueden aplicarse de manera discrecional.

 

Con eso daría y sobraría, aseguró a columnistas del Pentágono, para financiar el beneficio a los estudiantes porque según cálculos del PAN, se necesitan unos 350 millones de pesos al año, vistos como inversión en los jóvenes.

 

Habrá que ver hasta dónde llega la propuesta.

 

Por lo pronto, desde ahora se perfila como propuesta que puede irse hasta las campañas de 2018, donde el PAN tabasqueño requerirá más que eso para tratar de recuperar, si no el tercero, al menos el cuarto lugar electoral.

 

HOJAS SUELTAS…

 

Falta de respeto y un insulto al priismo tabasqueño fue lo menos que comentaron distintos tricolores sobre la propuesta de Gina Trujillo, diputada federal y aspirante «en posición de privilegio» del PRI a la gubernatura, según ella. Resulta extraño también que, al sentirse poderosa como para que le hagan caso en el CEN priista y se envíe un delegado con funciones de dirigente, cometa tal error con matiz de soberbia, que le generó un rechazo generalizado en todos los estratos de la estructura priista estatal. Y no paró ahí los desatinos durante una entrevista en la que ella misma se tropezó. Lanzó nombres al vuelo como probables aspirantes a la candidatura priista para gobernador, como José Eduardo ‘Cuco’ Rovirosa, alcalde de Macuspana; de Benito Neme, director de Capufe, y Jesús Alí, ex candidato a gobernador. Y ella misma, por supuesto. De todos, incluso sobre la propia Gina, sólo Alí cuenta con estructura suficiente para, en un momento dado, tener elementos para presionar por la eventual candidatura. Gina quedó como el cohetero. Lo malo para sus aspiraciones es que quedó mal con quienes en su momento apoyarán al que resulte abanderado.+++El cacao en Tabasco se vislumbra como un sector productivo que puede revivir viejas glorias. La iniciativa privada y otros impulsores, sobre todo del gobierno federal, avanzan en ese sentido. Los detalles en próxima entrega.

nachoco68@hotmail.com