Inicio Testigo Fiel Violencia electoral

Violencia electoral

96
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres
Violencia electoral 
 
A medida que transcurren las campañas en los ámbitos federal y local y se acerca el día de las elecciones, también se calientan los ánimos entre militantes y simpatizantes de todos los bandos al grado de rayar en actos violentos, lo que ya resulta grave y preocupante.
 
El saldo hasta hoy en todo el país según los más recientes reportes hablan de 176 agresiones directas a políticos y al menos 81 asesinatos como el registrado apenas este fin de semana en el municipio de Cárdenas en contra de un familiar del suplente del alcalde con licencia y aspirante del PRD, Rafael Acosta León quién busca reelegirse en el cargo.
 
Actos violentos también como los ocurridos en dos ocasiones en contra del candidato a la gubernatura de la coalición Por Tabasco al Frente de los partidos, PRD, PAN y MC, Gerardo Gaudiano Rovirosa quien condenó a través de sus cuentas de Twitter y Facebook las provocaciones de grupos de choque, el más reciente en Ocuiltzapotlán, municipio de Centro.
 
A estos ataques de linchamiento, hay que decirlo, se han sumado incluso usuarios de las redes sociales identificados con otras fuerzas políticas los cuáles están plenamente identificados y que en nada abonan al clima de civilidad político-electoral que debe prevalecer en el estado. 
 
Y no es para menos, llama la atención que durante el reciente asesinato de un presunto delincuente en Tamulté de las Sabanas, a quien dieron muerte prendiéndole fuego, se alcanzaban a escuchar gritos: iMuera el PRI! iMuera el PRD!.
 
La situación que se vive en Tabasco ya no es menor, a principios de este mes la candidata a diputada local del PVEM, Heidi García también denunció ante la Fiscalía del Estado amenazas de secuestro.
 
Vamos, hasta el arbitro electoral en el estado, me refiero a la titular del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, Maday Merino solicitó protección policiaca al igual que un candidato del PVEM. Aún se está a tiempo de llamar a la civilidad y la cordura a todas las partes involucradas en este procesos electoral, antes de que sea demasiado tarde.