Inicio Testigo Fiel ¿Ya vieron que sí era un peligro?

¿Ya vieron que sí era un peligro?

219
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

¿Ya vieron que sí era un peligro?

Si el escritor, periodista, y activista político, Carlos Monsiváis no hubiera muerto, a estas alturas desearía estarlo al ver en qué se ha convertido Andrés Manuel López Obrador, a quien hace poco más de 12 años alertó sobre una guerra publicitaria que lo consideraba un peligro para México.

El slogan fue parte de una estrategia desarrollada por el publicista español Antonio Solá para el PAN y que fue exitosa para llevar al poder a Felipe Calderón Hinojosa en las elecciones presidenciales de 2006.

Inconforme con los resultados, López Obrador tomó Paseo de la Reforma y lanzó un discurso que pronunció en el zócalo de la Ciudad de México donde mandó al diablo las instituciones.

Al tabasqueño siempre se le comparó con Hugo Chávez, Adolfo Hitler, Augusto Pinochet, Benito Mussolini, y Victoriano Huerta.

Pero ayer, uno de sus adversarios políticos, su paisano, Roberto Madrazo, en una entrevista de radio lo comparó con Luis Echeverría y José López Portillo.

“Veo con preocupación que de repente tiene sesgos autoritarios” señaló el ex gobernador de Tabasco al advertir que AMLO desmantela organismos autónomos que no dependen del gobierno y está en la raya de convertirse en un peligro para México.

En palabras de Madrazo, el originario de Macuspana está actuando como lo más viejo de lo viejo del PRI, autoritario, no consulta y no permite la concurrencia de diferentes fuerzas para tomar decisiones colectivas en bien del país.

Y no se trata de un asunto que tenga que ver con  filias y  fobias, como dicen los políticos, el punto es hacia dónde está llevando López Obrador a México.

En dos años, la economía está más colapsada, la violencia se ha vuelto recurrente, los homicidios y feminicidios han alcanzado niveles insospechados y el descontrol de la pandemia ha dejado más de 130 mil muertos por coronavirus.

Lo peor de todo, es que en vez de atenderse lo urgente, México tiene un presidente que desde el púlpito de sus mañaneras un día sí y el otro también desvía la atención de los temas torales y dedica el tiempo a la descalificación y el anuncio reiterativo de desaparecer instituciones, así como lo ha hecho ya con diversos programas sociales de apoyo a la población.

La idea de que era un peligro para México, cada día cobra más fuerza.